La rodilla: todo sobre la rodilla


La rodilla: En anatomía, la rodilla es una articulación sinovial o diartrosis, compuesta por una articulación bicondilea, el fémur y la rotula, en una articulación trocoidea o en silla de montar. Es una articulación uniaxial (hace movimiento de flexoextensión en un eje latero-lateral). En los humanos es vulnerable a lesiones graves y al desarrollo de artrosis, ya que las extremidades inferiores soportan casi todo el peso del cuerpo. Anatomía de la rodilla. Dolor de rodilla. Encuentra una extensa colección de imágenes de rodillas. Lesiones de rodilla. Causas del dolor rodilla.

Puntuación de los usuarios:

Valoración 9.2 9.2 basado en 83 opiniones

rodillas


Dolor rodilla


  • La rodilla: ¿Qué es la rodilla?


    La rodilla es una articulación compleja del miembro inferior. Une el muslo con la pierna y se puede dividir a su vez en dos articulaciones, aunque funcionalmente es una, la articulación femoromeniscal (proximal) y meniscotibial (distal).Forman parte de esta articulación los huesos: fémur, rótula y tibia. La articulación proxial es del tipo tróclea y la distal trocoide, en conjunto forman una tróclea, aunque la articulacion se lleve a cabo mediante dos condilos (condilo femoral interno y condilo femoral externo).Cuenta con un menisco interno (con forma de C) y otro externo (con forma de O), una cápsula articular, una membrana sinovial y numerosos elementos de refuerzo.
    La rodilla


    La rodilla: Partes óseas de la rodilla


    • El fémur, el hueso del muslo se articula en la cadera y la rodilla. Es el hueso más largo y robusto del cuerpo. El fémur distal muestra los cóndilos lateral y medial para su articulación con la tibia. El cóndilo medial se extiende más distalmente que el cóndilo lateral. Los cóndilos están separados por una depresión llama "fosa intercondílea". Próximos a los cóndilos se sitúan las tuberosidades interna y externa del fémur donde se insertan los ligamentos lateral interno y lateral externo, respectivamente. En la fosa intercondílea se insertan los ligamentos cruzado anterior y cruzado posterior.
    • La rótula es un hueso plano y redondeado que se encuentra incluido en el tendón terminal del músculo cuádriceps femoral y está situado por delante de la extremidad inferior del fémur.
    • La tibia es el hueso más fuerte de la parte inferior de la pierna. Los tubérculos tibiales sirven de puntos de anclaje del ligamento patelar. El tubérculo de Gerdy, sobre la superficie anterolateral de la tibia proximal sirve para la inserción del tracto iliotibial. Además, los tendones sartorius, gracilis y semitendinoso -los tendones del pesanserinus -- se insertan en la tibia anteromedial proximal tibia. El tendón semimenranoso se inserta en el margen posteromedial de la tibia proximal.

    La rodilla: Partes musculares de la rodilla


    • Bíceps femoral: situado en las zonas posterior y posterolateral del muslo. La función del bíceps es extender el muslo y flexionar la rodilla.
    • Gemelos: formados por las cabezas medial y lateral se extienden en la parte superficial del compartimiento posterior de la pantorrilla. El músculo gemelo flexiona la pierna, extiende el pie (flexión plantar) y es supinador y abductor del mismo.
    • Plantar: músculo corto y aplanado de la región posterior de la pierna limitando en su parte externa con el músculo gemelo externo y por delante con la cápsula articular. Es un flexor menor de la rodilla y un flexor plantar del pie.
    • Poplíteo: El músculo está situado sobre la superficie dorsal de la articulación de la rodilla y de la tibia, limitando por su borde inferior con el músculo sóleo. Produce la rotación interna de la pierna, distiende la cápsula articular y desplaza hacia atrás el menisco externo de la articulación.
    • Sóleo: Un músculo en la porción superficial del compartimiento posterior de la pierna que se extiende debajo de los músculos gemelos. La misma que los músculos gemelos: pone tensa la aponeurosis.

    La rodilla: Movimientos propios de la rodilla


    Es una trocleartrosis que permite cierto grado de rotación. Como ya se ha mencionado, se compone de tres articulaciones, por lo que su estructura es muy compleja. Éstas son una articulación intermedia entre la rótula y el fémur y otras dos, lateral y medial, entre los cóndilos femorales y tibiales.

    Los principales movimientos de esta articulación consisten en la flexión y extensión de la pierna, aunque también se observa cierto grado de rotación con la rodilla en flexión. La flexión y extensión de la rodilla son movimientos absolutamente libres, si bien la flexión se detiene cuando la pantorrilla entra en contacto con el muslo. Por su parte, la extensión de la pierna es detenida por los ligamentos de la rodilla. Cuando esta articulación se extiende completamente, la piel de la rótula se vuelve laxa, lo que facilita la flexión. Además, cuando la pierna se encuentra totalmente extendida, la rodilla "se encaja" como consecuencia de la rotación medial del fémur sobre la tibia. Así, el miembro inferior se convierte en una columna sólida, más adaptada para soportar el peso corporal. Para "desencajar" la rodilla, es necesario que se contraiga el músculo poplíteo, que rota lateralmente el fémur, permitiendo la flexión de la rodilla.

    Extensión de rodilla:
    La amplitud de este movimiento se mide a partir de la posición de referencia, que se define como sigue: el eje de la pierna está situado en la prolongación del eje del muslo. De perfil, el eje del fémur se continúa, sin ninguna angulación, con el eje del esqueleto de la pierna. En la posición de referencia, el miembro inferior posee su longitud máxima.
    La extensión se define como el movimiento que aleja la cara posterior de la pierna de la cara posterior del muslo. No existe una extensión absoluta, puesto que en la posición de referencia el miembro inferior está ya en situación de alargamiento máximo. No obstante, es posible efectuar, sobre todo de forma pasiva, un movimiento de unos 5 a 10º, a partir de la posición de referencia, lo que recibe el nombre, desde luego erróneo, de "hiperextensión".
    La extensión activa rara vez sobrepasa la posición de referencia y, cuando lo hace, es en muy escasa medida; esta posibilidad depende casi exclusivamente de la posición de la cadera. En efecto, la eficacia del músculo recto anterior como extensor de la rodilla aumenta con la extensión de la cadera, es decir, la extensión previa de la cadera prepara la extensión de la rodilla. La extensión relativa es el movimiento que completa la extensión de la rodilla, a partir de cualquier posición de flexión; es el movimiento normal que se efectúa durante la marcha, cuando el miembro que "oscila" se adelanta para tomar contacto con el suelo.

    Flexión de rodilla:
    La flexión es el movimiento que acerca la cara posterior de la pierna a la cara posterior del muslo. Existen movimientos de flexión absoluta, a partir de la posición de referencia, y movimientos de flexión relativa, a partir de todas las posiciones en flexión. La amplitud de flexión de la rodilla es distinta según sea la posición de la cadera y de acuerdo con las modalidades del movimiento mismo. La flexión activa alcanza los 140º si la cadera está en flexión previa y tan sólo llega a 120º si la cadera se encuentra en extensión. Esta diferencia de amplitud se debe a la disminución de la eficacia de los músculos isquiotibiales cuando la cadera está en extensión. La flexión pasiva de la rodilla alcanza una amplitud de 160º y permite que el talón entre en contacto con la nalga. En condiciones normales, la flexión sólo está limitada por el contacto elástico de las masas musculares de la pantorrilla y el muslo. En condiciones patológicas, la flexión pasiva de la rodilla queda limitada por la retracción del sistema extensor o por las retracciones capsulares.

    Rotación axial de rodilla:
    Como ya se mencionó, la rotación de la pierna sobre su eje longitudinal sólo se puede realizar con la rodilla en flexión. Para medir la rotación axial activa, la rodilla debe estar en flexión de 90º y el sujeto sentado en el borde de una mesa, con las piernas colgando. La flexión de la rodilla excluye la rotación de la cadera. En posición de referencia, la posición del pie se dirige algo hacia lateral. La rotación interna conduce la punta del pie hacia medial e interviene, en gran parte, en el movimiento de aducción del pie, recorriendo este movimiento aproximadamente 30º. Por otra parte, la rotación externa lleva la punta del pie hacia lateral, y asimismo tiene una intervención importante en el movimiento de abducción del pie. La amplitud de este último movimiento varía con el grado de flexión, ya que la rotación externa es de unos 30º cuando la rodilla está en flexión de 30º, y de 40º cuando la rodilla está en ángulo recto.
    La rotación axial pasiva se mide con el sujeto tendido boca abajo, con las rodillas en flexión de 90º. Se toma el pie del sujeto con ambas manos y se hace girar de modo que la punta se dirija hacia afuera y hacia adentro. Esta rotación es más amplia que la activa. Por último, existe una rotación axial llamada "automática", porque va unida a los movimientos de flexión-extensión de manera involuntaria e inevitable. Tiene lugar, en especial, al final de la extensión y al comienzo de la flexión. Así, cuando la rodilla se extiende, la pierna se mueve en rotación lateral, y viceversa, cuando se flecta la rodilla, la pierna gira en rotación medial.