Tendinitis rodilla


Tendinitis rodilla: Las tendinitis de rodilla son las lesiones más frecuentes por sobreuso, representando el 30-50% de todas las lesiones de rodilla. Afectan a múltiples tendones en función de la actividad realizada. Pueden clasificarse en inflamaciones y roturas. Estas últimas se producen por accidentes violentos o traumas de menor intensidad en tendones afectados de forma crónica que siguen con sobresfuerzo. El diagnóstico clínico de estas lesiones se basa en las pruebas de funcionalidad activa y resistida, existiendo también dolor con el estiramiento pasivo. El tratamiento consiste en reposo, a veces con inmovilización si el cuadro clínico es grave, analgesia, frío y/o termoterapia superficial. Deben derivarse los pacientes con lesiones graves, como las roturas y aquellas crónicas muy incapacitantes o que pueden beneficiarse de otros tratamientos fisioterapéuticos.

Puntuación de los usuarios:

Valoración 9.2 9.2 basado en 83 opiniones

rodillas


Tendinitis rodilla


  • ¿Qué es la tendinitis en rodilla?


    La tendinitis es un padecimiento común que causa hinchazón alrededor de los músculos y los huesos. La tendinitis se presenta con mayor frecuencia en las rodillas o los tobillos, en los hombros, los codos, las muñecas y las caderas. El tendón es una banda flexible de tejido que conecta los músculos a los huesos. Los tendones pueden ser pequeños, como los que se encuentran en la mano o el tobillo, o grandes, como el tendón de Aquiles en el talón. Los tendones ayudan a crear el movimiento al hacer que los músculos jalen o empujen los huesos en diferentes formas. La tendinitis es la inflamación intensa de un tendón.

    Tendinitis rodilla: Dolor de rodilla tendinitis


    La tendinitis rotuliana se caracteriza por un dolor en la zona situada entre la rótula y la parte superior anterior de la tibia y por dificultades a la hora de saltar. Se acompaña de una sensación de pérdida de fuerza en la rodilla y por fuertes molestias al incorporarse tras permanecer sentado o al intentar ponerse en cuclillas.

    Esta condición es muy común entre deportistas que requieren saltar frecuentemente como en el básquetbol, voleibol, gimnastas, fútbol o ciclistas por el esfuerzo que se realiza el músculo cuádriceps del muslo. El dolor por tendinitis en la rodilla se localiza en frente de la misma y empeora al subir y bajar escaleras o pendientes.
    Tendinitis rodilla

    El músculo cuádriceps del muslo está formado por cuatro músculos: recto anterior, vasto interno, vasto externo y porción crural. Éste último es el que más estabiliza la rótula y alinea de esta forma el tendón rotuliano (patelar). Al realizar flexo-extensión con carga sin trabajar de forma isométrica, se debilita en detrimento de las otras tres porciones musculares llegándose a una descompensación muscular importante.

    Tendinitis rodilla: ¿Qué causa la tendinitis?


    La tendinitis suele aparecer después de lesiones repetidas en un área en particular, como la rodilla o el tobillo. Los tendones se tornan menos flexibles con la edad y tienden a lesionarse con mayor facilidad. Cuando se hace el mismo tipo de movimientos todos los días o se hace demasiada fuerza sobre las articulaciones se aumenta el riesgo de ambos padecimientos. Personas como los carpinteros, los jardineros, los músicos y los atletas padecen con más frecuencia la tendinitis.

    La causa principal de la tendinitis rotuliana es la sobrecarga producida por la tensión del músculo cuádriceps, ocasionando degeneración del tendón y en ocasiones desgarro de alguna de sus fibras.

    Las infecciones, la artritis, la gota, las enfermedades tiroideas y la diabetes también pueden causar la inflamación de tendón. Las tendinitis se van haciendo más frecuentes conforme avanzamos en edad.

    Tendinitis rodilla: Lesiones tendinosas más frecuentes según el tipo de deporte:



    • Tendinitis rotuliana ("rodilla del saltador"): Salto, baloncesto, balonmano
    • Cintilla de Maissait ("rodilla del corredor"): Corredores de fondo, maratón, jogging
    • Tendinitis del aductor medio: Fútbol
    • Tendinitis aquilea: Tenistas, corredores
    • Tendosinovitis radial: Tenis, golf, voleibol
    • Dedo en martillo (rotura del extensor largo de los dedos): Balonmano, baloncesto

    • Epicondilitis: Tenis, yudo, pimpón
    • Epitrocleítis: Golf, tenis
    • Tendinitis del hombro: Lanzadores, pelota (servicio en el tenis), nadadores (crawl, mariposa)
    • Tendinitis bicipital: Yudo, esquí, tenis

    Tendinitis rodilla: Síntomas de la tendinitis rodilla


    Los síntomas más comunes de la tendinitis de rodilla son:
    • Dolor y sensibilidad a lo largo de un tendón, generalmente cerca a una articulación
    • Dolor de rodilla en la noche
    • Dolor que empeora con el movimiento o la actividad
    • Dolor intenso al final de ciertos esfuerzos
    • Sensación de debilidad o pérdida de fuerza en la rodilla
    • Imposibilidad de ponerse en cuclillas
    • Dolor a la contracción estática del cuádriceps
    • Dolor en rodilla al caminar
    • Dolor al levantarse después de haber estado sentado un rato
    • Hinchazón de rodilla
    • Dolor al doblar o al enderezar la pierna
    • Aumento de la sensibilidad por detrás de la rodilla.

    Tendinitis rodilla: Diagnosticar la tendinitis


    El diagnóstico de la tendinitis comienza con la historia clínica y el examen físico. La persona describirá el dolor de rodilla y cuándo y en dónde se presenta. El médico le puede preguntar si mejora o empeora durante el día. El diagnóstico se hace al encontrar que hay dolor al palpar el polo inferior de la rótula. La tendinitis patelar crónica puede ser un problema muy difícil de tratar. Otra clave importante es qué hace que el dolor se alivie o regrese. Existen otros exámenes que el médico puede usar tales como:
    • Prueba de presión selectiva del tejido para encontrar cuál tendón es el afectado
    • Palpación de áreas específicas del tendón para definir el lugar exacto de la inflamación
    • Radiografía para descartar artritis u otros problemas óseos
    • RMN (resonancia magnética nuclear), que puede mostrar daños en el hueso y tejidos blandos
    • Inyección de un anestésico para ver si el dolor de rodilla desaparece
    • Obtención de líquido del área inflamada para descartar una infección.

    Tendinitis rodilla: ¿Qué tipo de profesional de la salud trata la tendinitis?


    El médico de cabecera o un fisioterapeuta pueden tratar la mayoría de los casos de tendinitis. Los casos que no responden al tratamiento normal pueden ser derivados a un especialista.

    Tendinitis rodilla: Clasificación de dolor tendinitis rodilla


    Muchos autores han descrito clasificaciones de diferentes tipos de dolor, creemos que la clasificación basada en el cuadro clínico es la más apropiada y la que permite orientar el tratamiento.
    Fase I: Dolor después de la práctica de deportes. No altera el rendimiento deportivo.
    Fase II: Dolor antes de la actividad, desaparece parcialmente mientras se efectúa la práctica del deporte y vuelve a aparecer después de concluido el esfuerzo. Disminuye el rendimiento del deportista.
    Fase III: Dolor que permanece antes, durante y después del esfuerzo inhabilitando al deportista para el deporte competitivo.
    Fase IV: Ruptura completa del tendón.

    Tendinitis rodilla: Tratamiento de la tendinitis en rodilla


    El objetivo del tratamiento es sanar el tendón lesionado. El primer paso es reducir el dolor y la inflamación. Esto se puede conseguir con reposo, inmovilización con un vendaje apretado, elevación del área afectada o tomando medicamentos antiinflamatorios. Aspirina, Naproxeno e Ibuprofeno sirven para este propósito. El hielo puede ser de ayuda en las lesiones recientes y graves, pero es de escaso o ningún beneficio en los casos de lesiones crónicas. Cuando el hielo es necesario, se puede colocar en una bolsa sobre el área afectada durante 15 a 20 minutos cada 4 a 6 horas durante unos 3 a 5 días. Un miembro del personal médico puede sugerir la aplicación más prolongada de hielo y ejercicios de estiramiento.

    El personal médico también puede sugerir la limitación de las actividades que involucren la articulación de rodilla afectada. Se pueden sugerir equipos de soporte tales como:
    • Banda para la rodilla en el caso de la tendinitis rodilla
    • Inmovilizador para la rodilla.

    Otros tratamientos de tendinitis rodilla pueden incluir:
    • Ultrasonido, que son ondas de sonido que causan leves vibraciones que calientan los tejidos profundos y mejoran el flujo de la sangre
    • Una corriente eléctrica que impulsa un medicamento corticosteroide a través de la piel directamente sobre el tendón inflamado
    • Ejercicios leves de estiramiento y fortalecimiento
    • Masaje de los tejidos blandos.

    Si no hay mejoría, el médico puede inyectar un medicamento en el área que rodea el tendón hinchados. Si la articulación sigue sin mejorar después de 6 a 12 meses, el médico puede practicar una cirugía para reparar los daños y aliviar la presión sobre los tendones. Si un tendón está completamente desgarrado, tal vez se requiera cirugía para reparar el daño. La reparación del desgarro de un tendón exige un programa de ejercicios para restablecer la capacidad de doblar y extender la articulación y para fortalecer los músculos que la rodean para evitar que la lesión se repita. El programa de ejercicios de rodilla puede durar 6 meses.

    Tendinitis rodilla: Rodilla del corredor o rodilla de saltador


    La tendinitis causa dolor y sensibilidad alrededor de una articulación. Algunas formas comunes de tendinitis reciben su nombre de los deportes que aumentan su riesgo. Entre ellas, la rodilla de saltador, la rodilla del corredor. Y en otros deportes: el codo de tenista, el codo de golfista, el hombro de lanzador de pelota, el hombro de nadador.
    Tendinitis rodilla: dolor rodilla Tendinitis rodilla: rodilla corredor

    En la rodilla, los tendones se pueden desgarrar e inflamar si se abusa de ellos durante actividades como bailar, montar en bicicleta o trotar. Cuando una persona trata de protegerse de una caída también puede dañar los tendones que rodean la rótula. Este tipo de lesión es más frecuente en las personas de edad avanzada cuyos tendones pueden estar debilitados y son menos flexibles. El dolor en los tendones que rodean la rodilla en ocasiones se llama rodilla del saltador porque a menudo afecta a personas jóvenes que practican deportes como el baloncesto. El uso excesivo de los músculos y la fuerza del impacto contra el suelo después de un salto pueden estirar el tendón. Después de los esfuerzos repetidos que se producen al saltar, el tendón se puede inflamar o desgarrar. Las personas con tendinitis de la rodilla pueden sentir dolor al correr, saltar o caminar a paso rápido. La tendinitis de la rodilla puede aumentar el riesgo de desgarros grandes del tendón.

    El tratamiento específico de la rodilla de saltador será determinado por su médico basándose en lo siguiente:
    • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
    • Qué tan avanzada está la condición.
    • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
    • Sus expectativas para la trayectoria de la condición.
    • Su opinión o preferencia.

    Tendinitis rodilla: ¿Cómo prevenir la tendinitis rotuliana?


    Se pueden hacer varias cosas para ayudar a prevenir la hinchazón o reducir el número de episodios de dolor de rodilla. La siguiente lista fue adaptada de fisioterapeutas especializados:
    • Hacer calentamiento o estiramiento antes de iniciar el ejercicio
    • Fortalecer los músculos que rodean la articulación de rodilla
    • Hacer pausas frecuentes al realizar tareas repetitivas
    • Proteger la articulación de la rodilla afectada con almohadillas (rodilleras)
    • Evitar permanecer sentado durante periodos prolongados
    • Mantener una buena postura
    • Posicionar el cuerpo adecuadamente al hacer las tareas cotidianas
    • Comenzar poco a poco las actividades o ejercicios nuevos
    • Consultar con el médico antes de iniciar un nuevo ejercicio si tiene antecedentes de tendinitis.

    Tendinitis rodilla: Fisioterapia para la tendinitis rotuliana


    El objetivo del tratamiento de fisioterapia es aliviar el dolor y reducir la inflamación de rodilla. El reposo o la inmovilización de los tendones afectados ayudan a la recuperación y se puede lograr empleando una férula o un dispositivo ortopédico removible. La aplicación de calor o frío en el área afectada puede ayudar. Los antiinflamatorios no esteroides (AINES), como el ácido acetilsalicílico (aspirina) y el ibuprofeno, también pueden reducir tanto el dolor como la inflamación. Asimismo, las inyecciones de esteroides en la vaina del tendón pueden ayudar muchísimo a controlar el dolor y a permitir el inicio de la fisioterapia.

    La fisioterapia de estiramiento y fortalecimiento del músculo y el tendón es esencial y puede restaurar la capacidad del tendón para funcionar apropiadamente, mejorar la cicatrización y prevenir lesiones futuras. En raras ocasiones, se necesita cirugía para retirar físicamente el tejido inflamatorio que se encuentra alrededor del tendón. La tendinitis de rodilla se alivia en un primer momento con reposo e ingesta de antiinflamatorios, pero en algunos casos severos hace falta acudir a rehabilitación.
    Por otro lado la fisioterapia completa, con ejercicios, masajes y electro estimulación muscular es efectiva para tratar la tendinitis de rodilla. Pero se hace imprescindible corregir los malos hábitos que generaron el problema, y consecuentemente la inflamación de tendones.
    Los medicamentos más usados para calmar el dolor son: Ibuprofeno, Naproxeno, Paracetamol y Aspirina. Por otra parte muchas personas necesitan de una banda infrarrotuliana, la que ayuda a dar apoyo al tendón y a aliviar el dolor. Las inyecciones de cortisona, suelen ser indicadas por el médico en casos severos de tendinitis de rodilla crónica.

    Tendinitis rodilla: Ejercicios de rehabilitación para tendinitis rodilla


    • Sentado, apoyar el pie en el suelo y levantar la punta manteniendo el talón apoyado, sin mover la rodilla girar el talón hacia adentro y hacia afuera.
    • Aplicar hielo en la zona afectada, el frío ayuda a bajar la inflamación, pero procurar envolver el hielo en una toalla gruesa.

    Tendinitis rodilla: ¿Qué están investigando los científicos para curar la tendinitis?


    Los investigadores financiados por el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculo esqueléticas y de la Piel (NIAMS, por sus siglas en inglés) están estudiando los siguientes temas para curar la tendinitis:
    El papel del sistema inmunitario en la inflamación de los tendones en busca de mejores estrategias de prevención y tratamiento. Factores en el lugar de trabajo que afectan la aparición de la tendinitis y otros trastornos musculo esqueléticos de origen laboral.